Don Ricardo, como sus vecinos le llamaban, tenía dos años de vivir en el apartamento que alquilaba en ese lugar. Todos sus vecinos dan fe de que jamás se metió en problemas, que era un hombre trabajador y responsable.

Sky El Salvador

“Era una buena persona, siempre buscaba el bien de todos; si podía ayudar, lo hacía como sea hasta el punto de entregar su vida, estoy segura de que lo sabía, era buen vecino”, comentó una residente del lugar.

Sus restos fueron velados en una funeraria capitalina. Por otra parte, la otra víctima, quien resultó gravemente lesionada, se recupera en el Hospital Nacional Rosales.